viernes, 18 de abril de 2008

La infancia que se va...

Estos días ha fallecido Juan S. Guinot.
Dicho así, no parece nadie especial. Pero si digo que era "Chema", el panadero de "Barrio Sésamo" a unos cuántos de nosotros, la bola se nos pone en la garganta. Juan regentaba una sala de teatro en Madrid que él había fundado y su última obra como protagonista fue "El retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte" en el 2006 que fue Premio Valle Inclán de teatro. Y también hizo cine con Pedro Almodóvar en "Matador", con Carlos Saura y con John Boorman. Era pintor y escultor. Además estaba casado con Consuelo Vives, que tampoco suena así sin más, pero que si digo que era la actriz que se escondía dentro de "Espinete", su gran compañero en ese Barrio al que todos acudíamos a merendar al salir del colegio, la cosa coge tintes de cuento de hadas. A Juan se lo ha llevado un cáncer. Pero eso no es lo más terrible, que lo es. Lo peor es ver cómo nuestra infancia va desvaneciéndose ya de una manera tan específica e irremediable, es darse cuenta de que empezamos a ser parte de la historia sin habernos dado cuenta...porque yo sigo estando en "Barrio Sésamo"...o no?

5 comentarios:

ROBERTO MOSO dijo...

Aún puede ser peor. Yo llevo lustros llorando por el tio Aquiles...

Arantza Sinobas dijo...

No me extraña, tío!
Es jodida esa sensación de que hay que aceptar a los jóvenes que vienen con fuerza cuando uno no tiene ni puta idea de que ya no es uno de ellos, cuando uno sigue estando vivo y con miles de cosas por hacer...y estas cosas te escupen a la cara: QUE SE TE HA PASAO EL ARROZ,VEJESTORIO!!!!!
Buf! Mal rollo, tío! mu mal rollo!Con 40 uno no puede estar ya pa defenestrar, joder! Que la vida va muy rápido y los trenes no pasan tantas veces....

Martha dijo...

¿Y si nos cogemos con fuerza y nos negamos a apearnos? Que empujen los que quieran empujar, yo creo que aún podemos mantenernos en el puesto. Después de todo nosotros vimos el barrio primero, ¿no?

DaviD Pereira dijo...

Buenas.
He llegado a este blog a través de otro.
Me encantaba barrio sésamo.
Nunca hay que dejar de luchar por lo que uno cree. Al fin y al cabo , somos los niños que eramos pero bajo un manto de experiencias.
El niño sigue ahí. Sácalo a pasear de vez en cuando.
Un saludo.

Arantza Sinobas dijo...

Hola David!
Me hace ilusión recibir a un comentarista nuevo.
Tienes razón: hay que seguir luchando y hay que saar al niño que uno no ha dejado de ser a pasear todo lo que se pueda!!!
Gracias por tu visita y VUELVE!!!
Será un placer tenerte como uno más de este minimundo.
Y felicidades por tus dibujos!
Yo tb he ido a verte, je,je...