jueves, 19 de junio de 2008

La muerte de un samurai: Grégory Lemarchal



Grégory Lemarchal, nacido el 13 de mayo de 1983 en La Tronche y fallecido el 30 de abril de 2007 en París a consecuencia de una fibrosis quística, fue un cantante francés ganador de la cuarta temporada del programa de televisión Star Academy, transmitido por la cadena TF1.Grégory Lemarchal entró con Fibrosis quística y según iban pasando las galas, Gregory estaba cada vez peor. Cuando ganó, grabó un disco y murió durante la promoción de éste.Grégory fue un auténtico samurai que, desde muy pequeño, supo que iba a morir antes de cumplir los 29 años. No llegaría más lejos. Y a pesar de tener esa espada de Damocles encima, él siempre vivió a fondo. En 1995, se conviertió en Campeón de Francia de rock acrobático. Pero no se detuvo ahí y participó, en 1998, en la emisión de Semillas de Estrellas, sin éxito. En 2004 se inscribe a la pruebas del STAR Academy 4, es decir el Operación Triunfo francés, y gana a pesar de sus dificultades físicas provocadas por su enfermedad: la Fibrosis Quística. Ésta es una enfermedad hereditaria frecuente que afecta al organismo en forma generalizada, causando discapacidad progresiva y muerte prematura. La dificultad para respirar es el síntoma más común, emergente de infecciones pulmonares crónicas, las cuales pueden mostrarse resistentes al tratamiento con antibióticos y otros fármacos. La FQ es un trastorno multisistémico que causa la formación y acumulación de un moco espeso y pegajoso, afectando fundamentalmente a pulmones, intestinos, páncreas e hígado. No existe cura para la FQ y la supervivencia media para estos pacientes se estima en 29 años, como os decía antes. Gregory sólo llegó hasta los 23 pero es un ejemplo de lo que significa el camino del samurai. En esta canción, "A corps perdu", que por cierto, cantó Manu, uno de lo finalistas de esta edición de OT, en la Gala del martes pasado como homenaje a Gregory, nos dejó su visión de cómo vivir nuestra vida sabiendo que siempre tiene un final. Sea hoy, sea mañana...qué más da?Levanto mi taza de sake al cielo y brindo por el samurai francés.

Sayonara forever, Grégory!

Pincha aquí abajo y disfruta:

6 comentarios:

Bruno Pekín dijo...

Gracias. Gracias, preciosa. Para mí lo mejor de un blog lleno de cosas grandes, Y combinada con la entrada anterior, la de como hay que pensar en la muerte todos los dias para sentirse inmensamente vivo, surge una maravilla.Casi (no por obvia) una revelación brillante, humana y positiva. Gracias otra vez. Impagable.

El Conde de MonteCristo dijo...

Todos sabemos que tenemos un final pero desconocemos cuándo será. También es cierto que vivimos como si fuéramos a vivir para siempre, incluso si estamos en la vejez.

Pero cómo viviríamos cada uno de nosotros si al nacer nos dijesen la edad de nuestra muerte?

En el caso de este chico, vivió para cantar y nos ha dejado lo mejor de él en forma de canción. Paradójicamente una profesión la de cantante en la que la respiración es tan importante.

Arantza Sinobas dijo...

Conde, no tenemos derecho a malgastar nuestra vida sepamos o no la fecha de su caducidad.
Ese es el mensaje.
En la letra de la canción, él dice:
"Si todas las vidas son causas perdidas,
los hombres mueren de no haber creído nunca,
de no haber vivido ebrios y sin maquillaje,
soldados vencidos por una guerra sin victoria
Y si mi vida no es más que una causa perdida,
yo me iré libre de, al menos, haber creído sin reservas"

Y eso es en lo que deberíamos copiarle...à corps perdu!

iris (argentina) dijo...

la verdad no conocia a gregory
lo conoci por internet,,y cuando vi su historia,me conmovio mucho.
El lucho por lo que queria,a pesar de todo nunca bajo los brasos y el era conciente de todo.
siempre va estar en nosotros,y nos dio un gran ejemlo.
gracias gregory.

Anónimo dijo...

yo tambien conoci a gregory x internet y la verdad es k me pone muy mal cada vez k veo sus videos,es tan dificil aceptar la realidad pero bueno las cosas pasan x algo es una lastima q ya no este aki :( pero su musica vivira eternamente y el tambien en nuestros corazones, era muy talentoso y bello.

Nancy Rivera dijo...

Conocí a Gregory por Internet, por casualidad, estaba buscando escuchar musica distinta a la que usualmente escucho, para variar y me encontré con El y cual no sería mi mayor sorpresa que despues de escucharlo y quedarme prendada de su voz, averigua mas sobre El y me encuentro con que ya ha muerto, no salia de la impresióm. He leido todo lo que he encontrado sobre su vida y mientras mas se, mas lo admiro. El es de esas personas que vienen a este mundo a dejar un legado. Lo seguir´´e escuchando por siempre