miércoles, 27 de mayo de 2009

DE VISITA



Ayer tuve el placer de deleitarme con la visita al Guggenheim en Bilbao para degustar dos platos fuertes del arte oriental que se han aposentado en nuestra ciudad: Takeshi Murakami, artista japonés que bebe en las fuentes del anime y el manga para pasarlos a letras mayúsculas y Cai Guo-Quiang, artista chino que fue el alma creativa de las ceremonias de los juegos olímpicos de Pekín y que nos induce a una inmersión absoluta en varias de sus espectaculares esculturas.
Los que no hayais ido todavía, corred uno de estos cuatro días que quedan para ver a Murakami (se acaba el domingo) porque no os lo perdonariais nunca: alegría, optimismo, color, luz, arte popular, buen rollo....Ah! y no os paseis las dos salas donde se proyectan dos de sus películas de animación protagonizadas por tres de sus principales personajes: Kaikai, Kiki y el oso "Good Morning". Yo casi no salgo de allí....Hummm!!!! Me encanta el "positive art"!

2 comentarios:

Roberto Moso dijo...

Bueno, estudiaremos seriamente la oferta. Tu pasión por Japón ha producido un hecho insólito. Bruno Pekín no se atreve a mancillar la entrada sobre el Made in Japan. Lo tienes acogotao...Bueno, que te diviertas en Mallorca!

El Conde de MonteCristo dijo...

Yo iré porque lo patrocina Seguros Bilbao que si no le iban a dar mucho por ahí....buen voyage!